Please update your Flash Player to view content.
Historia

Hotel Rancho el Morillo.

Antigua Hacienda de San Nicolás de los Berros

 

En 1934 nació el campo turista El Morillo gracias a la idea de doña Panchita Narro. Eran años en los que el tiempo corría más despacio y los turistas se podían dar el lujo de tomar vacaciones largas. Doña Panchita remodeló entonces unos cuartos que se encontraban alrededor de su casa para ofrecer hospedaje a turistas del valle de Texas y a grupos de personas que hacían retiros espirituales.

 

En esa época doña Nico preparaba los alimentos y los turistas disfrutaban de la cocina hecha en casa, en la que se elaboraban productos como  mantequilla, requesón, jaleas y cajetas, además de las imprescindibles tortillas de harina.

 

A partir de 1968 se hizo cargo del hotel otro miembro de la familia: doña Tita, quien amplió sus servicios al construir un salón de conferencias. A partir de entonces, el hotel se promueve como espacio ideal para la celebración de seminarios y cursos de capacitación.

 

En los años setentas comenzamos a fabricar licor de membrillo y curado de pera, utilizando para ello las frutas producidas en nuestra propia huerta.  Durante esos años, en los verano contábamos con la presencia de un grupo de pintores que, acompañados por el maestro Reese Kennedy, tomaban clases retratando cada uno de los rincones del hotel y la huerta.

 

A partir del 2001, la riqueza de los huéspedes que nos visitan se vio incrementada con la presencia de grupos de cantantes provenientes de todo el país, para celebrar en El Morillo un encuentro operístico.

 

Hoy podemos decir con satisfacción que, por más de setenta años El Morillo ha sido sede de coloquios de historiadores, escritores, ecologistas, músicos; escenario de bodas, bautizos y reuniones familiares. Ha sido así, testigo y protagonista de muchas historias.

 

Más historia: Fondo Narro Gómez